Friday, May 02, 2008

La tapia blanca.


Blanca... sí, blanca brillando al sol de agosto. Calurosa y cegadora... pero limpia. Promesa de colores.


Siempre que veo una tapia blanca me viene a la memoria eso de "sepulcros blanqueados". Se encala lo que se quiere bañar de limpieza pero que está sucio. La lepra en el medioevo se intentaba prevenir encalando paredes y techos. Así taparon maravillas. Tuvo sus ventajas... algunas de ellas, con esa pátina blanca, han sobrevivido siglos. Otras, sin embargo, fueron demolidas.


¿Qué valor tiene una tapia blanca?

Los grafiteros no la soportan. No dura una tapia blanca en ambiente urbano. Enseguida deben escribirla. Papel en blanco... en espera de una gran idea... no llega a su meta. Otros se adelantan.

Un monumento a la espera es un papel en blanco, una tapia impoluta. Se debería poner un letrero: "sólo usar para algo grande".

Dos de mayo. Tapias teñidas de rojo y sangre. Sí, ahí hicieron caso. El alzamiento de un pueblo se rubricó de modo heroico y único. Luego vinieron los excesos. La guerra es siempre una escalada de barbarie. Pero la invasión de los pueblos hace legítima la defensa. ¿Y la pasión de los pueblos, tiene freno? Pasiones que han teñido de rojo tantas tapias. ¿Paracuellos? ¿pelotones de fusilamiento en juicios sumarísimos?

¿Encalar esas tapias donde la pintura ha sido la sangre de héroes o canallas? Sangre humana, digna de mantenerse en el recuerdo... pero luego vendrán las lluvias, la ruina... y nadie se acordará de esos hombres y mujeres.

Holocausto, ahí son paredes grises en reductos cerrados. Recordamos y recordaremos. Y otro holocausto con paredes sonrosadas, vientres maternos en los que se hace el legrado. Pero siempre hay sangre humana escribiendo.

Hoy sigue siendo el blanco inmaculado un reclamo a la acción maligna de ensuciado.Primeras comuniones, trajes de novias... Hablan de amores eternos, deberíamos respetarlos.

¡Vivid con ellos, no dejéis que el maligno ensucie nunca esa blancura!Sólo en el campo hay ya tapias blancas de esperanza.

¡Ha sido tan cruel el empeño de enturbiarlo todo! ¡Es tan difícil evitar los odios!

Sin embargo... en mi casa, en tu casa... todavía, por dentro... habrá paredes blancas. Ese blanco es un reclamo de esperanza.

El mundo urbano necesita un despertar de tapias blancas, inmaculadas. Y sólo tu "blanca vida" puede ayudar de nuevo a pintarlas.

frid

3 comments:

mercedes sáenz said...

Caminos, de tus últimos textos es el más bello, tal vez por los símbolos, tal vez por su significado. Escribir con suavidad algo que llega hondo tiene una tremenda fuerza. Me encantó Caminos, me encantó. Un poco menos resfriada, te mando un saludo, abrazo esta vez no porque no se sabe que virus viajan por el espacio cibernético. Mercedes

mercedes sáenz said...

Gracias Frid, saludos y estornudos. Buena caminata mañana. Mercedes

rasputinsky said...

Los estornudos se "purifican" en la red. Los electrones no saben de eso. Espero que el monte esté magnífico. Buen tiempo. frid