Friday, May 23, 2008

Baldosas resbalosas.

Llueve, algo raro en Zaragoza... llueve como ha de ser, con gotas que parecen querer romper las baldosas con las que chocan. Golpeteo de agua fuerte, como música de marcha de un ejército victorioso, imparable y festejando su victoria.


Es el agua que hace su aparición como un espectáculo asombroso en esta tierra que sólo la conoce domada, transportada por acequias a las huertas, fértiles huertas zaragozanas.

Y el Ebro tiene ganas de protagonismo en vísperas de la Expo... ¡Eso de poner como mascota a una sola gota!... ¡cicateros! tenía que ser Fluvi un torrente, un manantial sin freno... y eso nos lo muestra a vísperas del evento con el río caudaloso como nunca.

El agua cae en cortina de cristal... la vida en las calles se detiene. Los soportales están llenos de gente que mira desconcertada... no se atreven a tomar la decisión, que será siempre "una decisión pasada por agua".

Un amigo:
- ¿Te presto el paraguas?
- No hace falta, sólo tengo que pasar la acera.
- Pues... en pasarla vas a quedar como una sopa, como garbanzos remojados... que un instante y es como si al grito de ¡agua va! acierten de pleno.
-Al menos es agua del cielo, agua limpia.

A una madre y su crío se acerca salvadora su hermana con dos paraguas. Como en una isla estaban esperando en un portal... de ahí al coche y a casa... el niño siente que la aventura del chapoteo se frustre por la efectividad fraternal. ¡Tener tías para eso... para que no me toque un pelo el agua! No podré ser Tarzán cruzando el río Congo y batirme con cocodrilos y pirañas.

- Pepito, ¿ves que bien, no nos hemos mojado?

Silencio.

Lo peor sería ver ancianos empapados... pero no se arriesgan... miran desde las ventanas. Visillos descorridos y contemplando cómicas carreras entre semáforos en verde de los que piensan que a la carrera no se mojarán tanto. Llegan "chipiaos".

Esta vez la lluvia, casi torrencial, frenando la salida de paseo, les salva a los ancianos del riesgo seguro de la "acera mojada".

¡Menudas baldosas eugenésicas que tiene nuestro Ayuntamiento!. La muy traicioneras deslizan o no según les venga en gana. Pero siempre hay una en la que resbalas. Lo peor: las baldosas nuevas... son de caliza que se pule "con el aliento"... quizá por eso en Zaragoza apasione tanto el patinaje... no hay más remedio.

Algunos cuentan que para pasar por esas baldosas deslizantes, lo mejor es ir como deslizándose... aunque parezca que estás de baile. Pero un anciano no está para bailoteos. Riesgo de cadera rota cada vez que caen dos gotas.

Hoy nuestros mayores sólo miran... y sonríen ¿maliciosos? viendo a los jóvenes en apuros... prisa hay para llegar a casa... esa inercia que muestra que, incluso mojándose, vale la pena tener un hogar, un refugio, un lugar donde a uno le quieran... le ofrezcan una toalla para secarse y cambiar de ropa.

Zaragoza mojada por la lluvia, empapada... eso sí que es noticia de primera plana.

frid

7 comments:

mercedes sáenz said...

Querido Frid: El relato me parece buenísismo pero noto en el que hay cosas que se me escapan, no se si son locales, o de usos y costumbre de allí. Ya había leído algo en otro texto tuyo y me pasó lo mismo. Te felicito por el texto. Algún día que te armes de paciencia y nunca jamás el día anterior a la mintaña, cuentame algo.Un saludo y muy muy buen finde semana. Mercedes

frid said...

Estimada Mercedes: Localismos: estamos preparando una Exposición Universal en Zaragoza con el tema del agua. La mascota es Fluvi que es "una gota de agua"... además el Ayuntamiento tiene la costumbre de instalar baldosas de caliza, muy resbaladizas "desde siempre"... y cuando llueve "que casi nunca llueve aquí"... resbalan que es un gusto.

Hay ironía sin acritud porque los autores de "esa fechoría" son amigos míos... los ingenieros municipales, también de "Caminos".

Ya te contaré más pero esas son las claves locales... y que aquí... siempre que sale un rayo de sol... la gente sale a la calle. Pasea con cualquier ocasión.

Espero que, si vienes, lo veas con tus propios ojos.

frid

Gisel said...

tus relatos son muy buenos, tan simples, tan leibes
perfectos!

karina said...

en la simplicidad, esta el verdadero merito de tus relatos... Se arman con tal soltura, que no hay espacio para distraerse...
felicidades!!

Irene said...

Hola, Frid!!!!!!!!!!!!!
Perdóname por no haberte visto antes, pero estoy en un período complicado de trabajo, no importa...
Me halaga tu comentario, pero recuerda lo que te dije, que éste es un medio que utilizo de trabajo y no para dictar cátedra... jajajaja.
En cambio tus cosas me encantan porque todo lo que pasa a tu alrededor lo pones en palabras... simples y plenas de sentido.
Maravilloso el medio que utilizas para conjugar tecnología y sentimientos.
Un beso, desde este frío día,en todo sentido, aquí en Buenos Aires, la otra punta del mundo.

Katy said...

Hola Frid, primer día en tu blog y he quedado empapada!
Excelente, nada más

frid said...

Gracias, me animáis para continuar... incluso un "exabrupto" sin venir a cuento que he tenido que borrar... porque ¿para qué dejar el insulto sin fundamento? Diálogo... con amabilidad y con una sonrisa, pero también con afan de aprender y de enseñar. En este espacio, y en los vuestros, se "captura la sonrisa".

Irene: no te preocupes que "saquemos un subproducto de conocimiento y formación en tu blog", es bueno.