Wednesday, March 12, 2008

En otra Galaxia (3) Las leyes del Relativismo.


Normas de la Ciudad del Relativismo. La joya más preciada del diablo del Eterno Progreso.

Dice mi amiga Leona:

Es alucinante como aceptan mentira tras mentira. Es el todo vale para conseguir su modo de vida vacío, falto de valores. Aberrante: a gozar, a gozar sin pensar, que si viene un niño, se elimina. El abuelo ya dura demasiado, qué pesadez... Fuera, que estas vacaciones nos vamos a Marina D'Or...

Ya les llegará la factura, ya...

Respondo:

Te traslado este comentario que ahonda en tu reflexión.

¿Cómo se llama el parque de atracciones de Pinocho, su amigo de juergas y el zorro dueño del cotarro?
Polilla su amigo es el ejemplo de las malas compañías... sería el "amigo ideal" dentro del curso de Educación para la Ciudadanía.
El Zorro... sería Lunáticus o cualquiera de sus secuaces.

Es cierto que viven "en otra galaxia". Dante diría que en el Infierno.

Veamos: voluntariamente se apuntan a un sistema que les promete libertad y lo primero que les dice es "cómo deben pensar".

Les promete sólo "libertad de bragueta"... pero mientras están sanos.

Peligro mortal: una enfermedad molesta y acabar en manos de un "doctor sedador"... querer nacer y anunciar demasiado pronto una patología no deseada o un sexo inadecuado o una incompatibilidad con el niño del que se quiera ser bebé medicamento.

Manipulación cultural: un ejemplo "me gusta Chiquilicuatre"; asisto "por cupo" a las películas y bodrios hispanos por ser hispanos; elijo el 50% por cupo, no por valía.

Manipulación de la conciencia: "puedes citar a Dios sólo si piensas que no existe pero te sirve para tranquilizar la conciencia". Si hablas de pecado estás "crispando". Si hablas de virtud estás hablando de "pensamiento elitista y excluyente".

Exaltación de la mediocridad: si exiges a los alumnos para pasar un curso les traumatizas. ¡No al suspenso! Los padres no pueden dar cachetes ni reñir. Exigir traumatiza.

Fomento de la debilidad y de la dependencia de los instintos: niños os enseñamos qué podéis hacer, cómo y con quien... esas marranadas. Goza del placer, ¿por qué no del porro, de la droga, del sadismo, del alcohol... no son pasiones legítimas si no hay conciencia?

Ley del relativismo, ley absoluta: "haz lo que te peta". Si me apetece ¿por qué no?

Todo es legal mientras me permitas mandar a mí y enriquecerme... diría el dueño del Parque de atracciones a Pinocho y su pandilla. Embrutecidos... en "burros se convirtieron"... y sacó beneficios en su venta.Ese es Lunáticus... exclavista de almas y de conciencias.

Ojos turbios.
A ver si de una vez me salgo de este infierno.

2 comments:

RosaMaría said...

Un post excelente con cosas que uno piensa pero que no expresa, salvo con íntimos a riesgo de parecer "raro".
Encantada de conocerte.

frid said...

Muchas gracias por los ánimos. frid