Monday, November 24, 2008

El príncipe de la paz

Los hombres grises tenían que inventarse una nueva mentira. La luz de la "ciencia" había acercado también, aunque tarde, a grandes hombres a la verdad. El icono de la ciencia no era seguro para su plan de oscuridad. Y es que aunque el "príncipe de la luz" había decaído mucho desde su antigua batalla, él era consciente que la luz... incluso la luz caída, reflejaba un destello de verdad derivada de la justicia divina.

Ciertamente la ley, el premio y el castigo, la ciencia, el conocimiento, todos esos aspectos reflejaban un orden que llevaba a la luz, al color, a la vida.

Por eso inventaron un nuevo personaje en sus laboratorios de imagen.

Ese tipo de personaje debería de tener aspecto saludable, con una gran sonrisa, animado, y debería controlar el lenguaje como "los ángeles". Su mensaje siempre de paz, concordia, alianza... y su realidad... eso no importaba tanto porque entraría la oscuridad sin que los hombres se diesen cuenta.

Paz fomentando el divorcio, la ideología de género, el uso irreflexivo de la sexualidad, el "carpe die", la salud corporal. Modelos: los triunfadores terrenales, los artistas, los nuevos artistas o embaucadores o políticos. Y sólo ofreciendo la fase saludable del ciclo de la vida, y en los estados anímicos más atrayentes.

Esa paz trajo rotura de familias, soledades, hijos no deseados, aborto, deseos de acabar la vida al reducirse la salud, el hastío, los suicidios, la violencia entre "compañeros", la insolidaridad con el vecino, la droga, el SIDA, el aumento de la delincuencia y de las salvajadas.

Pero como ellos predicaban paz, paz y paz... los "príncipes de la paz" echaron la culpa a los que denunciaban el mal, a los que decían que ese paraíso terrenal era imposible, a los que hablaban en otro lenguaje... porque para ellos "la verdad se crea en el lenguaje" y quien habla de crisis de valores, o de pecado, o de conciencia, o de derechos del no nacido... ese es culpable de que ellos no logren su paraíso prometido.

Los hombres grises han fabricado ya varios de esos personajes que van por el mundo hablando de avanzar, de progresar... con un lenguaje de paraísos terrenales de futuro al tiempo que rompen lo más íntimo del ser humano sustituyendo amor por amoríos y pasiones, verdad por consensos o elecciones arbitrarias.

En la fábrica de máscaras venden ahora máscaras de cera con sonrisas inagotables... máscaras para rostros de hombres muertos, de hombres sin conciencia, sin alma... con una vida que no lleva a ninguna parte.

Sin embargo aquí estamos tú y yo que seguimos viendo la vida de colores, que seguimos escuchando la voz de nuestra conciencia, que tenemos alma.

Y con gente con alma... el sol seguirá saliendo mostrando que es posible derrotar a los hombres grises con la vida... la vida de colores.

frid

Artículos relacionados:

aljibes agrietados.

Las máscaras.

Las tácticas de los hombres grises

El muro de los espinos.


La cazadora de serpientes.


En otra Galaxia (7). La serpiente de colores escribe de encargo.

7 comments:

mercedes sáenz said...

Este texto es muy profundo Frid. Relacionarlo con los temas de enlace lo enriquece más todavía. Otro abrazo virtual. Mercedes

Anonymous said...

Hola frid, gracias por tu último comentario,no he olvidado tus sabrosos comentarios sobre la humildad de la negrilla, que me hizo recordar antíguos paseos por la sierra de Madrid y los campos de Castilla.
Pero los "hombres de negro"visitaron mi cerebro en el mes de septiembre y octubre, mintiendo a todo mi ser, apagando la luz en mi cerebro, castigándome con la pérdida de los colores, y tuve que acudir a esos demiurgos terrenales que llamamos médicos, con el fin de que trasladase la paz y la luz de mi espíritu a mi cerebro,que reordenase el caos que me produjo un ataque epileptico, para volver a entender a tu príncipe de la paz.
Ya estoy dispuesto y abiertas todas las ventanas de mi vida a la luz del sol, dispuesto a todos los colores, espantar todo los grises.
Rafael.

rafa said...

Es totalmente real que lo gris es una forma de apoderarse de la verdad,apagando la luz todas las sabandijas tienen su oportunidad, se aprovechan de que lo feo, la trampa, lo antinatural, la estafa vital es lo moderno, lo progresista, te hace estar "en la onda", es "lo in". La máscara es lo
el disfraz habitual, el rasero frio que esconde la verdad.
Hay que acabar de una vez. Abrir todas las ventanas de la verdad, que entre el sol, los colores, la vida, que haga huir a todas las sabandijas, abrir las puerta que entre el aire,dar la oportunidad a la Vida.
Un saludo. Rafa

Rafa said...

Que verdad es, que siempre lo fácil es echar la culpa del mal al que lo denuncia. El error parece ser de los valientes,que dan la luz y denuncian lo gris. Como en una habitación llena de sabandijas, la culpa de que salgan corriendo la tiene el que da la luz. El color solamente se puede ver con la luz. Lo gris es la confusión, la mezcla de todo, la confusión. Todo lo mezquino puede vivir en lo oscuro. La verdad, lo individual, lo original, la sonrisa solamente es fruto de la vida y la luz, de la paz y la tranquilidad del que tiene la conciencia sin tapujos.
Yo tambien leí Momo.
Un abrazo.Rafa.

frid said...

Hoy, mi cumpleaños, un tesoro en mi blog, Rafael y Mercedes me han leído y han entendido cómo se siente uno en la puerta del dolor... soledad, como la que sintió Jesús en la cruz, pero sabiendo que Dios nos mira y está ahí... aunque nos deja sufrir. Todos somos iconos rotos, todos hemos sido tentados por lo gris... pero al final está la "resurrección", la "recuperación del color"... aunque sea lo último que sintamos en la vida, cuando se abre la puerta del paraíso.

frid

mercedes sáenz said...

Feliz cumpleaños amigo. Para vos lo mejor. Un abrazo virtual. Mercedes Sáenz

frid said...

Estimados amigos: me retiro una semana a meditar. Estaré en el Pirineo, en un Santuario que tiene el nombre de Torreciudad, al pie del embalse de El Grado y con unas vistas magníficas que espero no distraigan la necesidad interior de paz.

Hasta pronto.