Tuesday, November 18, 2008

Otra sensibilidad (y III) El perdón


Estamos muy equivocados cuando pensamos que el "perdón" es cosa de poderosos. Nos vemos en la imaginación ante un juez que, por misericordia y con todo su poder, nos reduce la condena, nos da otra oportunidad, no considera nuestra falta... pero eso es sólo una parte de la realidad y la menos importante.

Estamos ante el juez porque hemos hecho daño al débil, porque hemos atropellado al inocente. Y es él, el que no tiene, el que hace el más importante acto de perdón. Es él el ofendido.

Cristo en la cruz es el que perdona. Es él el ofendido, el crucificado, el muerto por nosotros. Quiso ser "juez" y "víctima" para enseñar dónde está la raíz del perdón y su riqueza.

El que no tiene, el que no es nada... disculpa y perdona y ¡reza por el que le ofende! "Magnífica súplica del Padre Nuestro".

Perdonan los cristianos que sufren en sus carnes cómo a un párroco de la India lo matan los fundamentalistas indúes; perdonan los cristianos que sufren en sus carnes la persecución implacable en tierras apropiadas por el Islam; perdonan los católicos que viven la fe en clandestinidad en la China continental... perdona la víctima a su verdugo.

En "miniatura", con ofensas reales, perdona el cristiano a los poderosos que, en Occidente, imponen asignaturas que atacan su fe. Perdonan y resisten.

Perdona también el inocente que por su fe es arrinconado por grupos tipo masónico a pesar de su valía profesional. Perdona la víctima al sectario. Perdona pero resiste y defiende sus derechos.

Ahí nos jugamos también la vida, la vida eterna si claudicamos.

Pero... ante esas ofensas... ¿qué son las ofensas en el ambiente de familia? Pequeñas escaramuzas de cachorros que juegan juntos y, a veces, se hacen daño. Ese perdón es perdón de amor a la persona amada. Es un perdón tierno pero que templa el alma para los "grandes perdones".

Porque para perdonar como Cristo paciente... es preciso perdonar muchas veces como padre, madre, hijo, hija... amante.

Y es que el cachorro en sus juegos se adiestra para la "gran lucha"

frid

2 comments:

Danthe said...

como dicen por ahi "El amor es en escencia perdonar".

Un saludo.

Danthe.

mercedes sáenz said...

Otro muy bueno Frid. Especial tema para mi pues sin el perdón es bastante bravo que el alma esté en paz. Es imprescindible el perdón en la conciencia humana. El acto o la intención de alguien pueden estar en discordia toda la vida aquí, pero quien decide es humano. Separar para ello la razón del corazón y siempre debe vencer este último. Un abrazo virtual Caminos. Mercedes