Tuesday, June 03, 2008

Al ladrón.


El mundo al revés (cuento).

Estoy desolado, ahora en la Comisaría de Policía esperando... miro al techo y veo una telaraña tupida. Tiempo lleva la araña tejiendo y viviendo de acosar a sus presas. La luz, mortecina, silencio y espera a que el interrogatorio comience ¿Y yo... qué es lo que digo?

Entré esta mañana en el Metro como todos los días. De pronto una presión en mi cuerpo. Levanto la mano y atrapo la mano de un carterista. Veo que lleva una cartera, la mía.

Pero es él el que grita ¡Al ladrón! ¡a mí, al ladrón!

Desconcertado miro mi mano y veo que llevo otra cartera, una cartera repleta y que no es la mía. En el bolsillo el bulto de siempre. Arrojo al suelo la cartera enemiga... el caco también se tira mientras clama gimiendo y gritando... ¡Al ladrón! ¡a mí, ayuda!.

Salgo corriendo y con miedo. Saco la cartera de mi bolsillo. Es la mía, pero está vacía.

En el pasillo se oyen voces que gritan. ¡Por ahí, al ladrón!

Del desconcierto apenas me muevo y me invitan a que les siga.


frid

2 comments:

riglesiasbel@gmail.com said...

"Sed castos como palomas y astutos como serpientes", recomendaba el Nazareno a sus amigos. Hay que estar muy listos, el enemigo es muy astuto y acostumbrado a sobrevivir en el albañal. Al menor descuido te roba lo más preciado y encima te sientes culpable. La habilidad es su fuerte. Y está acostumbrado a vivir del despistado. "Estad alerta" no deis la impresión de ser tontos por ser buenos. No confundirnos.
Tu cuento es realmente bueno.
Un saludo.
Sigue en la brecha.Alguna vez caerá el muro, y las escamas que hacen estar ciego a muchos.
Rafa.

frid said...

La interpretación que haces también es muy buena. Y ¡muy válida! Sí señor.

frid