Friday, July 25, 2008

El motorista


Esta tarde llamaron al timbre del portero automático. Era un motorista, traía un paquete certificado.

Al principio pensé que sería como la otra vez que vinieron varios de la Delegación de Gobierno para informarme que aquella manifestación no estaba permitida. Que no podíamos manifestar nuestra repulsa a la banda asesina ETA por poder influir en el proceso electoral.

Bueno, no era exactamente así, pero el gobierno que mandaba y el después elegido, el mismo, estaba y está dialogando con ellos... o ¿ahora no? Ahora la cosa parece haber cambiado. Mataron a uno de los suyos y el mártir les aupó en las elecciones vascas. Volvieron a ganar. Pero han pactado los grandes partidos. Mis dudas porque no recuerdo que hayan cumplido alguna vez lo pactado.

Pero no hablemos de política, que estamos hablando de un motorista.

Me llegó. "Filos de lata" entró en mi casa. Cortan el alma sin hacerle daño porque donde hieren revitalizan con la reacción de vida y de rebeldía. Magnífico motorista que cruzó el charco... de Argentina, de Buenos Aires, de nuestra tierra hermana. Hermanados por las letras de Cervantes, ese marinero que peleó en Lepanto y sin un brazo se dio tan buena mano.

Hoy tengo un trozo de Mercedes, de Mercedes Sáenz conmigo, en mi bolsillo... ¡y promete buena compañía!

Agradecido.

Federico

1 comment:

mercedes sáenz said...

Muchas gracias Federico, agradezco al motorista. Ojalá la pases muy bien. Espero sin apuro y con el tiempo tus comentarios. Con toda tu sinceridad, no duelen las opiniones verdaderas, hacen crecer. Un abrazo Mercedes